Placeres descalzos

Si tu pareja dice pequeñas mentiras, también te contará alguna grande

Las mentirijillas tienden a convertirse en bolas de nieve. Ahora sabemos la razón de que esto suceda: cuantas más mentiras dices, menos sensibilidad tendrá tu cerebro al acto de mentir ❄️⛄️

No es difícil imaginarse a alguien que haya terminado enredado entre una maraña creada por sus propias mentiras. Y pueden ser de todo tipo, desde fraudes políticos o financieros, a infidelidades. En muchos casos, las mentiras comienzan siendo pequeñas, pero se complican con el tiempo.

La mayoría de las personas tienen un sentimiento de culpabilidad cuando engañan a otra persona, pero ¿podría este desaparecer si toman como costumbre mentir?

Pues, a decir verdad, se han llevado a cabo estudios al respecto que demuestran que el cerebro se adapta a engañar sin que le afecte el remordimiento de conciencia, igual que lo hace con otras cosas, como visualizar imágenes violentas en las noticias y que acaban afectándonos menos de lo que deberían 🙈🙉🙊

En estos estudios que os comento, han escaneado el cerebro de grupos de voluntarios que participaban mientras que, al mismo tiempo, les incitaban a mentir a sus parejas o a otras personas. Para que sintieran que había una recompensa a ese engaño, les ofrecían recompensas económicas cuanto más grandes fueran sus mentiras.

Al principio, cuando los participantes mentían, observaron que se producía un estallido de actividad en sus amígdalas, que son las áreas involucradas en las respuestas emocionales.

Pero conforme los engaños continuaban las amígdalas se activaban cada vez menos, y los engaños se hacían más grandes.

Los investigadores creen que existe una desensibilización del cerebro a las mentiras y que, si se cae en las pequeñas mentiras, es fácil caer en los grandes engaños.

Por eso, si has pillado a tu pareja en pequeños engaños varias veces, ten mucho cuidado, porque puede que se le empiecen a ir de las manos y sienta que la recompensa a la mentira es mayor a lo mal que se siente cuanto lo hace.

Es siempre mejor ser sinceros y rodearnos de personas que también lo sean. Esta es una cualidad que no se encuentra en todas las personas, y que hay que valorar. Recordad que las personas que más se preocupan por ti, van a arriesgarse a ser más sinceras por tu bien, aunque a veces les duela serlo.

Si tienes alguna consulta sobre este post o quieres contarnos tu opinión, escríbenos en nuestras redes sociales 😊

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

[Total:0    Promedio:0/5]


¿Qué te ha pasado?

Resuelve tus dudas consultando este apartado.

Ir

Experiencias

Échale un vistazo a nuestra sección de testimonios.

Ir

Sobre la Píldora

Encuentra más información sobre la anticoncepción de urgencia.

Ir