Placeres descalzos

¿Por qué nos sentimos culpables al rechazar a alguien?

Sentirte culpable cuando rechazas a alguien es algo común, pero no debería de ser así. Todo viene por el tipo de educación y enseñanzas morales que hemos recibido desde pequeñas. Si no quieres herir a alguien, pero tampoco quieres estar con esa persona; te recomendamos seguir nuestros consejos:

1-         Sé empática y dile a esa persona que te invitó a salir que te sientes halagada y dale las gracias. Le ha echado valor para lanzarse y eso no es algo fácil.

 

2-         Sé honesta y dile que no tienes interés, pero sin mostrarle sus defectos: “Mira, disculpa, pero no tengo interés en salir contigo”.

3-         Respóndele tan pronto como te sea posible. Hacerle esperar no va a hacer que se le olvide la proposición, sino que va a alargar la incertidumbre y puede que aumentes sus esperanzas o le hieras. En este caso lo de “más vale tarde que nunca” no encajaría.

 

4-         Cuidado con las personas que insisten y no aceptan el rechazo. Si se enfada y lo expresa verbalmente, será mejor cortar la comunicación de forma tajante.

5-         No te sientas mal por ser una persona sincera con tus sentimientos. No debes obligarte a estar con alguien por evitar que esa persona se sienta herida.

 

Si tienes que rechazar a alguien y te sientes culpable, te recomendamos que sigas nuestros consejos. Ten siempre presente que puedes herir a alguien por mucha educación con la que lo hagas. Los rechazos duelen y hay personas a las que les cuesta mucho aceptarlos, pero debes mantenerte firme en tu postura.

Ánimo y comparte con nosotras en nuestras redes sociales todas las experiencias de este tipo que hayas tenido.

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

[Total:2    Promedio:4/5]


¿Qué te ha pasado?

Resuelve tus dudas consultando este apartado.

Ir

Experiencias

Échale un vistazo a nuestra sección de testimonios.

Ir

Sobre la Píldora

Encuentra más información sobre la anticoncepción de urgencia.

Ir