Placeres descalzos

Cristina cuenta su experiencia con la píldora del día después

Hace 4 años decidí mudarme a Madrid para seguir estudiando mi grado de Recursos Humanos.

Después de 2 meses buscando piso, encontré una habitación libre en un piso de 4 habitaciones. En él vivían Ana, Víctor y Antonio. El piso y los compañeros me encantaron, por lo que decidí quedarme.

En la primera semana los muy majetes decidieron organizarme una fiesta de bienvenida, el sábado por la noche. En la fiesta, surgió mucha química con Víctor, que es un chico muy gracioso y con mucha chispa. Poco a poco fuimos conociéndonos y al cabo de una semana empecé a salir con él, estábamos muy pillados el uno por el otro. Con la tontería ya son 2 años los que llevamos juntos.

Yo diariamente tomo la píldora anticonceptiva porque desde los 10 años que me bajó la regla he tenido un ciclo menstrual bastante irregular. Mi ginecóloga me diagnosticó hace años ovarios poliquísticos y desde los 16 aproximadamente, si no recuerdo mal, estoy tomando la pastilla para regular mis reglas. Normalmente en verano, hago un descanso con la píldora anticonceptiva y de vez en cuando paro unos meses.

Llegó un verano en el que volví a Granada para pasarlo con mi familia. El 5 de agosto fue mi cumpleaños, y Víctor decidió venir sin avisarme, toda una sorpresa ya que él veranea en Alicante y no me esperaba que viniera. Después de celebrarlo con mis amigas y amigos, dormimos juntos en mi habitación y bueno, hicimos algo más que dormir.

A la mañana siguiente me acordé de que al ser verano yo estaba en descanso con la píldora, y sinceramente, la noche anterior no me acordé y no utilizamos protección ya que, estoy acostumbrada a usarla como mi método de anticoncepción habitual con mi pareja durante el resto del año menos en los descansos.

Al día siguiente estaba bastante preocupada, así que, decidí ir a la farmacia para la píldora del día después.

Yo había visto en internet todo tipo de información para ver si funcionaría o si me produciría algún efecto secundario. Lo que hice fue irme a la farmacia más cercana y preguntar allí.

La farmacéutica me asesoró y me recomendó que tomara la píldora del día después lo antes posible. Me explicó que no es abortiva porque solo pospone la ovulación, ya que si ya has ovulado no funciona. Al final la compré y me la tomé. Me tranquilizó mucho saber por boca de profesionales, que no eran ciertos los mitos que había leído por ahí.

Tres días después, me sentí muy relajada ya que me vino la regla en la fecha que tocaba y fue una alegría.

Y esa es mi experiencia. ¿Vosotras tenéis otra?

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

[Total:1    Promedio:5/5]


¿Qué te ha pasado?

Resuelve tus dudas consultando este apartado.

Ir

Experiencias

Échale un vistazo a nuestra sección de testimonios.

Ir

Sobre la Píldora

Encuentra más información sobre la anticoncepción de urgencia.

Ir