Placeres descalzos

7 trucos para no perder tu bronceado tan rápidamente

El verano se va acabando, llega la vuelta a la oficina y el desalojo de playas y piscinas es más que inminente.

A todas nos ha costado muchas horas de sol conseguir el bronceado ideal que deseábamos desde junio, por lo que, no es momento de dejar que se nos vaya perdiendo lentamente sin hacer nada al respecto.

 

Por algo será que, durante estas fechas, esta sea una de las búsquedas más frecuentes en Google, ¿cómo mantener el moreno durante el máximo tiempo posible?

Desde Placeres Descalzos, queremos darte 7 consejos para no perder tu bronceado tan rápidamente.

 

Lavar la cara con una infusión de té

Para mantener lo máximo posible el color bronceado de la piel, es aconsejable limpiar nuestra piel con una infusión de té. Deja primero que se enfríe y después, una vez aplicada, se recomienda hidratar la piel, ya sea con una crema o con algún hidratante, ya que, las propiedades del té resecarán tu piel.

La zanahoria ayuda

Existen diversos experimentos contrastados que afirman que comer zanahoria aporta una gran fuente de vitamina A que ayuda a broncear la piel de manera equilibrada.
Pero, además, podemos utilizar la pulpa restante de licuar una zanahoria y aplicarla por piel a modo de bronceador casero.

Complementa tu alimentación

Hay diferentes alimentos que al comerlos nos proporcionan una serie de vitaminas que nos ayudarán a mantener el moreno.

Verduras como la zanahoria, el pepino y las acelgas y frutas como la sandía, el melón o el tomate (¡sí, el tomate se considera fruta!), son ideales para combatir la fuga del bronceado. Todos estos alimentos son bronceadores caseros.

Hidrata tu piel

Utilizar alguna crema hidratante es esencial. Si hidratamos diariamente nuestra piel evitaremos descamaciones o zonas deshidratadas y que literalmente acabes pelándote.

¡No dejes que tu piel se seque!

 

Hidrátate también por dentro

No solo basta con hidratar la piel por fuera, también necesitamos hidratarnos por dentro y una de las mejores formas es, sin duda, beber mucha agua.

Usa Aftersun

Todas la conocemos como crema aftersun, aunque normalmente la solemos utilizar cuando nuestra piel queda dañada por tomar demasiado el sol sin protección solar. Este no es su único uso.

Aplicar a diario aftersun produce un efecto prolongador del bronceado, ¡corre y gasta los botes que tienes muertos de risa!

Dúchate con agua fría

A nadie, o a casi nadie, nos gusta bañarnos con agua fría, pero ¿y si el agua fría mejorara la calidad de nuestra piel?

A parte de mejorar nuestro sistema de circulación, el agua fría en la ducha previene la deshidratación de nuestra piel. Por el contrario, el agua caliente favorece la deshidratación, por lo que, no sería bueno abusar de ella.

En definitiva, mantener unos buenos hábitos, establecer una adecuada alimentación y ayudar con la aplicación de mucha crema, son la clave para mantener el moreno.

Si sigues paso a paso todos nuestros consejos estoy segura de que conseguirás mantener un magnífico bronceado hasta los meses que te propongas.

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

[Total:0    Promedio:0/5]


¿Qué te ha pasado?

Resuelve tus dudas consultando este apartado.

Ir

Experiencias

Échale un vistazo a nuestra sección de testimonios.

Ir

Sobre la Píldora

Encuentra más información sobre la anticoncepción de urgencia.

Ir